“Odile, la noche de las playeras blancas”, un libro sobre el huracán que puso de rodillas a Los Cabos

1
361

El Comandante de Bomberos de Cabo San Lucas, Juan Carbajal es el autor del libro

Los Cabos, Baja California Sur, a 17 de septiembre del 2020 – Mañana viernes se presentará al público el libro “Odile, la noche de las playeras blancas”, el cual contiene información del antes, durante y después del poderoso huracán que literalmente puso de rodillas a Los Cabos en el año 2014. Así como historias de rescates, donde el mismo autor, el Comandante de Bomberos de Cabo San Lucas, Juan Carbajal, sintió miedo de perder la vida.

Odile fue un huracán que ha quedado en la memoria de quienes lo vivieron, no sólo por sus fuertes vientos de 240 kilómetros por hora, que igual derrumbo fachadas de hoteles, como techos de gasolineras, así como del mismo Aeropuerto Internacional de Los Cabos, e inevitablemente hogares endebles; sino por lo desastroso que fue vivir los días siguientes, en penumbra (sin luz), prácticamente sin comunicación, sin bancos, con turistas y locales prácticamente saliendo vía área en vuelos humanitarios, con actos vandálicos, barricadas ciudadanas, y bajo el temor de la propia integridad física o de que les fuera arrebatado su patrimonio, por supuestos reos fugados.

El Comandante de Bomberos de Cabo San Lucas, Juan Antonio Carbajal Figueroa, es el autor del libro, el cual se podrá adquirir impreso en Amazon y tendrá un costo de $200.00 pesos. Su presentación al público será este viernes 18 de septiembre en un restaurante de San José del Cabo, por invitación, respetando el aforo debido a la pandemia del COVID-19.

“El origen del libro, se debió a que fue un evento que trascendió en la historia de los desastres en Baja California Sur. En Los Cabos nunca habíamos experimentado un desastre como el ocurrido después de Odile. Se tenía como referencia, el desastre ocurrido en La Paz en 1976, con el huracán Lisa. Pero en Los Cabos a pesar de que ya hemos tenido un tipo de desastre por huracanes o tormentas, no se había presentado uno con las características que vivimos después de Odile”, expresó el Comandante Carbajal.

Al mismo tiempo dijo que algo que le ha llamado la atención, como parte de su trabajo como jefe de bomberos y administrador de emergencias, es que hay poco contenido al respecto. Pues sólo tiene entendido se escribió un libro, un periodista de apellido Villanueva. Pero que existen pocos ejemplares.

Por otra parte, mencionó que el huracán Lisa, representó una buena oportunidad para aprender de los desastres, pero que sin embargo no se capitalizó, y que lo mismo ha pasado con otros desastres. “En este punto, con Odile yo no quería que pasará exactamente lo mismo, por eso desde que comenzó a gestarse el huracán, empecé a coleccionar datos, llamadas, mensajes de WhatsApp, haciendo un levantamiento de todo lo que fue ocurriendo antes de la llegada del huracán, pues presentía, que iba ser un huracán muy diferente a los que ya habíamos vivido, por tal razón, puse mucho énfasis en recolectar esta información que vacié en este libro”.

Posterior al impacto del huracán Odile dijo hicieron salidas de emergencia, entre ellas algunas cuando estaba impactando el huracán, experimentando lo que es andar afuera haciendo rescates, con rachas de viento de 240 kilómetros por hora, rescatando algunas personas que estaban pidiendo ayuda en ese momento tan dramático.

Tras su pasó, recordó se empezó a trabajar abriendo vialidades, y encabezar “Fuerza Cabo”, con la suma de los empresarios del Consejo Coordinador de Los Cabos, que se dieron a la tarea de la limpieza. “Toda esa información, anécdotas que vivió la gente a quien rescatamos, las que vivimos nosotros como bomberos, esta en este libro. Fue haciendo una especie de crónica, aunque debo confesar tiene un poco de mi autobiografía, pues en un momento determinado yo pensé, que iba a fallecer en uno de los rescates que estábamos haciendo, que me dio miedo, de saber que estaba a expensas, de perder la vida, y en ese momento vino una reflexión de mi parte, ¿Qué carajos estaba yo haciendo ahí, si podía estar como cualquier ciudadano refugiado en la casa, y tomando cafecito? Derivado de esa reflexión empiezo hacer un recuento de mi vida, y sobre comienzo a platicar que el primer desastre que me toca vivir fue a la edad de 6 años, con Lisa, porque me tocó presenciar el desastre, y de ahí viene esa intención como niño de querer hacer algo para ayudar a la gente en un momento de desastre, por lo que voy enlazando un poco de mi vida personal con lo que fuimos viviendo en el huracán Odile”.

Finalmente dijo que el libro lo termina haciendo reflexiones un tanto técnicas, como del por qué razón sucedió el desastre después del desastre, por qué el comportamiento social, a qué se debió la falta de comunicación, por qué colapsó el sistema de seguridad pública, así como dando un porque desde su perspectiva como estudioso del tema. Cerrando con una reflexión de la vulnerabilidad tan tremenda que tenemos como municipio, que tenemos como ciudadanos y que nosotros mismos abonando a esa vulnerabilidad general, haciendo finalmente una advertencia: “Odile fue una advertencia”. No aprendimos.