Gabriela Montoya, ¿altruista, oportunista u operadora política?

0
499

La dirección de Transparencia Municipal corroboró que sigue en nómina como “asesor”

Los Cabos, B.C.S.- Luego de que de manera inesperada Gabriela Montoya fuera retirada del cargo de Coordinadora de Servicios Públicos en Cabo San Lucas, la hoy ex funcionaria pública sigue cobrando nómina quincenalmente, pero esta vez como “asesor”, dato corroborado a través de la Dirección de Transparencia Municipal. Pero, por otro lado, siendo empleada de la administración actual no ha dejado de operar políticamente entregando despensas a través de una asociación civil. 

La ex candidata a una diputación local y defensora de invasores, fue acogida por la alcaldesa Armida Castro Guzmán, quien en mayo del 2019 le tomó protesta como Coordinadora de Servicios Públicos. Puesto que supuestamente utilizaría para darse a conocer entre la ciudadanía.

Sin embargo, después de muchas fotos en redes sociales limpiando canales y recogiendo basura, que la hacían notarse más que la misma alcaldesa Armida Castro, de manera repentina desapareció del puesto. Pues se rumora que el Tesorero Municipal, Rigoberto Arce fue quien la colocó en la nómina como asesora, ganando más de $12 mil pesos quincenales, cuando en realidad su labor es operar políticamente para él, pues tiene intenciones de ser el candidato a la Presidencia Municipal de Los Cabos para para próximas elecciones del 2021.

Lo cuestionable es que siendo empleada del XIII Ayuntamiento de Los Cabos, se promueva políticamente a través de Sigamos ayudando AC. Asociación civil de la cual no se sabe de donde proviene el dinero para la entrega de dichas despensas que continuamente reparte casa por casa Gabriela Montoya. 

La entrega de las despensas se ha hecho público por las redes sociales, sobre todo desde y aprovechando cuando se inició el confinamiento por el coronavirus. Como si estuviéramos en franca campaña política, dejando entre ver que la intención de seguir alimentando las simpatías de sus seguidores y con ello asegurar votos para el próximo año electoral.

Quedando en tela de juicio, si la entrega de las despensas a través de Sigamos ayudando AC, es un acto altruista, de oportunismo o sí realmente se trata de una estrategia de operación política.