A falta de seguridad para reanudar habituales clases escolares, ciclo escolar 2019-2020 será cerrado

0
593

El actual ciclo escolar no se perderá, ya que se han considerado procesos de evaluación promediada para los alumnos de primaria y secundaria, indicó el Gobernador del Estado

Baja California Sur. – Mientras en el sector turístico ya se implementó el programa para la certificación “Punto Limpio”, en el sector educativo a falta de un plan inmediato para salvaguardar la integridad de más de 240 mil estudiantes sudcalifornianos y sus familias, el Gobernador del Estado, Carlos Mendoza Davis informó que no sólo no se reanudaran las clases este 01 de junio, sino que el ciclo escolar 2019-2020 será cerrado ante el riesgo que continúa presentando la pandemia por COVID-19 en Baja California Sur.

Las clases en su tradicional aula educativa habían sido suspendidas iniciada la contingencia sanitaria, para iniciar con la dinámica de las clases virtuales desde casa, sin embargo, debido a la desigualdad económica y social de cada familia, hubo estudiantes que no les fue posible continuar con sus clases, pues no cuentan con una computadora o acceso a internet. Uno de los problemas que no sólo ha enfrentado B.C.S. sino todo México.

Al respecto del cierre escolar en todo Baja California Sur, el mandatario estatal apuntó que esta determinación tiene sustento legal en la Ley General de Educación que faculta a la autoridad local a ajustar el calendario escolar ante casos extraordinarios, con las debidas medidas para cubrir los planes y programas educativos, por lo que aseguró que el actual ciclo escolar no se perderá, ya que se han considerado procesos de evaluación promediada para los alumnos de primaria y secundaria, en tanto que en nivel medio superior cada uno de los subsistemas estarán haciendo los ajustes necesarios para las evaluaciones correspondientes.

El gobernador Carlos Mendoza mencionó que a través de la estructura directiva y docente del sector educativo se emprenderá en las próximas semanas acciones que permitan no sólo evaluar a los alumnos, sino además generar las condiciones para garantizar el derecho a la educación de niñas, niños y jóvenes en condiciones de equidad e inclusión una vez que la emergencia sanitaria haya sido superada, al reiterar que hoy la prioridad es la salud de los educandos, docentes, personal del sistema educativo estatal y población en general.

Finalmente, Mendoza Davis apuntó que se generará una estrategia integral para apoyar a los estudiantes para alcanzar los aprendizajes esperados correspondientes a su grado y nivel educativo del ciclo escolar y el refuerzo a estudiantes con rezago escolar, a través de rutas de organización con las autoridades educativas y escolares a su regreso a clases.